CUANDO TE AMAS, BAJAS DE PESO


Si bien es cierto una de las partes más difíciles de bajar de peso es AMARSE a sí misma, si así como lo lees aunque puede llegar a sonar trillado y/o increíble pues si lo es.


Créanme que es algo placentero una vez que lo logras, como todo tiene sus pasos a seguir pues hay demasiadas cosas que has dejado de hacer y descuidado por no sentirte bien contigo misma. Pero oye!, ¡¡Basta!! Llegó el momento de cambiar la rutina del día a día en donde todo el tiempo atacas tu cuerpo, a tu energía, a tus pensamientos y visiones.


Dime ¿Qué has ganado con ese mal hábito?, ¿Qué has generado con tanto desprecio?, Bueno te explicaré como yo lo siento, lo he visto y me he transformado.

Todos los años desde que recuerdo que empecé a atacar mi cuerpo fue desafortunadamente por personas externas (“sociedad”) y lo peor que pude haber hecho fue hacer caso de semejante grosería, desprecio, odio hacia mí.


Lo hice y me castigue casi toda la vida por ser una persona alta, por ser más gordita que el “promedio” de las mujeres. Pero he llegado a entender que no estaba mal yo. Si no la demás personas. Y entonces me detuve y dije: “¡BASTA, BASTA de agredirme de faltarme al respeto de detestar todo lo exterior de mí, porque sólo me ha generado pura cosa negativa”.


Y así fue, creo que se hace como algo mágico al aceptar lo que eres. No digo que te conformes ni que digas pues como soy así, así seré siempre. Traza tus metas si es que tienes alguna pensada si no piensa como te gustaría estar. Pero en ese trayecto ÁMATE.


ÁMATE porque tienes VIDA, ganas de hacer las cosas, FAMILIA ,SALUD, RESPIRAS, puedes sentir... ÁMATE porque eres MARAVILLOSA, ÚNICA…


Piensa en una persona a la cual amas demasiado (puedo apostar que no eres tú misma) bueno ahora que pensaste en esa persona, imagínate que todo ese amor que le sientes, lo sintierás por ti. Se siente raro, ¿no? Pero se siente bien.


En una ocasión dije que me encantaría “AMARME COMO MI HIJO ME AMA”… Y fue cuando caí en cuenta que para que yo pueda enseñarle a mi hijo el amor propio lo tengo que trabajar el día a día es poco a poco.


Por ejemplo. Empecé a verme más al espejo sin decirme ningún comentario negativo hacia mi físico, a arreglarme más, a verme pasar y decir hoy me veo bien. A tomar más agua, a comer mejor porque si, parte de aparte amarte es cambiar hábitos también de alimentos. Porque aparte de lo físico de vernos bien es sentirnos bien tener una vida más longeva…


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square